¿Alguna vez habías escuchado hablar de la Isla de Elba? Se trata de una Isla italiana de 224 km² ubicada en el Parque Nacional Archipiélago Toscano a pocos km de Piombino, su “puente de entrada”. Esta bella isla es visitada por turistas nacionales en su mayoría. Aún no alcanzó la fama internacional, por lo que se puede decir que  – fuera del mes de agosto- es una isla muy tranquila ¿Su principal atractivo? ¡Sus playas! ¡tiene más de 150 y la mayoría de son de aguas cristalinas y turquesas! Además es famosa por ser el lugar de exilio de Napoleón en 1814–1815. ¿Ya te dieron ganas de conocerla? 
Para muchos Elba, puede ser una isla bonita de Italia, pero para mí siempre fue mucho más que eso. La isla de Elba es el origen de lo que soy, la tierra de mi Bis Abuelo. Los “Braschis” venimos de acá. Nuestra visita a esta Isla fue un sueño hecho realidad.

¿Cómo llegar?

La Isla cuenta con un aeropuerto, pero NO está en funcionamiento (2020). Por lo que la forma habitual para llegar a esta isla es tomando un Ferry desde Piombino a Portoferraio, la capital de la Isla. Además en temporada alta también llegan ferrys a Cavo y Rio Marina. La duración del trayecto es de 1 hora.

La cantidad de salidas diarias, varía de acuerdo a la temporada, pero siempre tienen al menos 10 por día. Las empresas que realizan el trayecto son Toremar y Moby, (los precios son casi idénticos, y pertenecen al mismo dueño)
El valor del trayecto también varía de acuerdo a la temporada y hay descuentos solo para residentes de Piombino y de la Isla. Los tickets se pueden comprar online o en el las taquillas del puerto. Si compras online, no es necesario imprimir los tickets, basta con mostrar el código de barras que te llegará al celular. Acá podés consultar los precios actualizados y los horarios

Importante: es necesario estar al menos 1 hora antes en el puerto sobre todo si vas con el coche. Si bien en temporada baja siempre hay lugar, es mejor ir con tiempo para estar más tranquilo.

¿Cuándo ir?

Los mejores meses para ir son Mayo, Junio, principios de Julio y mediados de Septiembre y Octubre. Buen clima, precios no tan elevados y menos gente.

¿Cuál es la mejor zona para alojarse?

Nos parece una buena opción alojarse en Porto Azzurro, Marciana Marina, Capoliveri o Marina di Campo. Ya que en estas zonas podrás encontrares restaurantes, bares y tiendas. Porto Azzurro posee dos pequeñas playas, Marciana Marina posee una bastante pequeña, Capoliveri posee hermosas vistas y Marina di Campo una larga playa de arena fina.

¿Cuantos días dedicarle?

¡Todos los que puedas! pero recomendamos al menos 3 noches, lo ideal serían 5 días para poder recorrer varios de sus rincones.

¿Cómo moverse por la Isla?

El transporte público no es el fuerte de la isla. Por lo que si vas al menos 3 o 4 noches recomendamos 100% alquilar un auto, ya sea antes o ya en la isla. Nosotros lo hicimos a través de RentalCars ya que nos permitió comparar y elegir la opción más económica y conveniente para nosotros. Te dejamos acá su web (Usando este link nos ayudas un montón a seguir generando contenido gratuito como este para que puedas seguir disfrutando)


Primer día, llegada a la isla

Salimos desde San Benedetto del Tronto y tras poco más de 4 horas y media de viaje con Diego al volante llegamos a Piombino. La puerta de entrada hacia la isla de Elba. Nosotros alquilamos un auto, porque realmente ir en tren era muy largo y complicado.

Tener en cuenta que si viajas en época invernal – de noviembre  abril – es obligatorio el uso de cadenas de nieve. En RentalCars buscamos una compañía que ya las incluía, por lo que fue un ahorro importante teniendo en cuenta que en algunas empresas se trata de un adicional de 7 euros por día. Así que como recomendación siempre chequear si vienen o no incluidas.

Nos levantamos temprano para estar al menos 1 hora antes de la partida en el puerto, de acuerdo a la recomendación de nuestro anfitrión de Airbnb en Piombino. Llegamos, y si bien al principio dimos un poco de vueltas porque no estábamos seguros desde donde salia el ferry, lo encontramos fácilmente.

El ferry en el que viajamos era muy grande, tenía una zona para sentarse, un restaurante y una hermosa sala de juego para los más chiquitos. Pagamos 65 euros aproximadamente (coche y dos pasajeros) El viaje duró una hora y la verdad que se sintió muy poco. Unos minutos antes de llegar nos pidieron por alto parlante subir al auto para prepararnos para la llegada a Portoferraio.

Marciana Marina

Salimos de Portoferraio y en menos de 30 minutos en auto estábamos en Marciana Marina, la tierra de mi bisabuelo, la tierra que dejó para buscar mejores oportunidades en Argentina.
Nuestro anfitrión de Airbnb nos estaba esperando en la que seriá nuestra casita por los próximos 4 días. El cielo estaba totalmente despejado, y nosotros no podíamos creerlo, finalmente estábamos ahí, después de tanto planearlo, después de tanto soñarlo.

Dedicamos el día a recorrer el pequeño pueblo pesquero de casas de colores y callejuelas estrechas. Con solo 1900 habitantes es el más pequeño de la Toscana. Recorrimos sus calles, su plaza principal compuesto por una bella iglesia, una gelateria, una carniceria, una pescaderia y algunos barcitos.

Nos imaginábamos como habrá sido todo hace 100 años cuando el AVO emigraba de esta isla encantadora. ¿Qué habrá estado pasando por su cabeza para escaparse de semejante belleza? Sin lugar a dudas se vio obligado, de otra manera no pudo haber sido.

A la noche paseamos por su puerto y su costanera, sacamos un par de fotografias a la Torre Medicea, constuida en el pasado para proteger la ciudad de invasiones piratas, y seguimos rumbo a la plaza principal. Ya se hacía de noche y comenzamos a tener hambre. Elegimos uno de las dos opciones que había para cenar: ” Osteria La Taverna” un pequeño restaurante familiar que estaba casi lleno.

Porto Azzurro

El segundo día nos levantamos temprano, y después de un inconveniente con la rueda 😂 fuimos rumbo a la bellísima Porto Azzuro. Un hermoso pueblo pesquero fundado por Felipe III en 1603.

Disfrutamos de un típico domingo en Italia, observamos a las familias saliendo de misa y pasando al bar a tomar un café.
Recorrimos sus calles, descubrimos la iglesia, y su plaza principal. Si bien no es grande, vale la pena detenerse en los detalles, escuchar y ver a la gente y sus rutinas.

Después de caminar su centro, fuimos rumbo al puerto, el cual se encuentra justo al frente. Aprovechamos para tomar algunas fotos aéreas de la zona, los pescadores de la zona nos miraban, no entendían muy bien que estabamos haciendo.

Portoferraio, la capital de la Isla de Elba

Dejamos Porto Azzurro para visitar: Portoferraio, la capital de la Isla y la localidad más grande. Esta fue la zona que eligio  Napoleón Bonaparte entre 1814 y 1815 para exiliarse y la gente local esta muy orgullosa de eso y lo comunican en todos los lugares que tienen la oportunidad.

¿Sabías porque se llama Portoferraio? En la antiguedad era un puerto desde el que se exportaba hierro que era comprado a mediados del siglo XVI por Cosme I de Médici, momento en el que se levantó la ciudad fortificada, de aquí su nombre.

Caminamos por su costanera, era un domingo al mediodía y la ciudad estaba desierta. Nos adentramos por la puerta de la ciudad para ingresar al centro histórico en busca de algún restaurante. No fue mucho lo que encontramos abierto. Algunas trattorias y un restaurante chino. Sin dudarlo entramos, ¡extrañábamos demasiada la comida china! para nuestra suerte el almuerzo estuvo delicioso y fue muy económico. Lo recomendamos 100%

Samsone Beach

Teníamos muchísimas ganas de seguir “jugando” con el drone, por lo que nos fuimos a una de las mejores playas de Portoferraio, Samsone Beach. Una playa de aguas transparentes de un color turqueza realmente penetrante. La playa es sí es hermosa pero muy pedregosa, por lo que no esperes una playa de arena fina ni mucho menos.

Capo Bianco

A pocos pasos de Samsone Beach se encuentra el espectacular Cabo bianco, sacamos algunas fotos, y sin darnos cuenta el día se estaba despidiendo, por lo que decidimos regresar a nuestro departamento en Marciana Marina.

Marciana,el pueblo más Antiguo de la Isla de Elba

Marciana es un pequeño y antiguo pueblo ubicado en lo alto de la montaña a 375 m de altura. Marciana es también el punto de partida para el funicular al Monte Capanne, donde en días despejados se puede admirar Elba y las islas circundantes en toda su belleza
El motivo de nuestra visita a Marciana era recorrer su pequeño pueblo, solo unas calles pero llenas de historias. Marciana es muy fotografiable, tanto sus rincones como su vista espectacular a la montaña.

No dejes de perderte entre sus calles, ¡encontrarás lugares como estos!

 

Poggio

A pocos minutos de Marciana, se encuentra el pueblo de Poggio, lugar donde nació mi tatarabuelo. ¡Sí, jaja, me sé todo el arbol genealógico! Para los que no saben lo investigué a fondo todo, un poco por gusto y otro poco para poder realizar la ciudadanía italiana en italia. Pero bien, sigamos hablando del bello pueblo de Poggio, nada más entrar vimos un camión de frutas, y varias personas que se acercaban a hacer la compra semanal.

Poggio parece salida de una pelicula.Tiene esos detalles que sinceramnente enamoran. No había restaurantes ni cafés abiertos, por lo que nuestra visita no duró mucho, pero si lo suficiente para pasar varias veces por las mismas calles, sin mapa y sin prisas.

Sant Andrea

Ahora sí bajando por la montaña, fuimos a Sant Andrea, una pequeña zona que depende del comune de Marciana. Nos acercamos a su playa, nos reljamos un rato e hicimos algunas fotografias. La playa de Sant Andrea es de arenas mucho más finas que las anteriores, y según nos contaron que es ideal para hacer snorkel. Pero obviamente por la época en la que fuimos no tuvimos la oportunidad de comprobarlo.

¿Qué te parecen estas playas?

Tips

  • Si estas en plan mochilero, una buena opción puede ser alojarse en un departamento para poder cocinar. Te recomendamos elegir alguno en Airbnb. En la primer reserva te regalamos 25 USD.
  • Recomendamos 100% alquilar auto para poder recorrer la isla. Nosotros lo hicimos a través de RentalCars. Compará y elegí el más conveniente
  • Los mejores meses para ir son Mayo, Junio, principios de Julio y mediados de Septiembre y Octubre. Buen clima, precios no tan elevados y menos gente.
  • Cuando hay mucho viento, o se produce una tormenta fuerta la isla queda “incomunicada” con Piombino, los Ferrys no salen ni llegan, por lo que evitá tener vuelos el mismo día de salida. Al menos programalo para un día despues.
  • ¡Viaja asegurado! Nosotros recomendamos MONDO. Tiene buena cobertura, precios económicos y una APP con un chat médico, que te responden las 24horas en español y tiene llamadas de asistencia gratuita por Whatsapp. Además podés personalizarlo a tu gusto agregando coberturas opcionales. Te dejamos acá un 5% de descuento.
¿Te sirvió esta Guía sobre la Isla de Elba? ¡Dejanos acá tus comentarios o dudas!👇👇👇 o envianos un mail a hola@espartedelviaje.com

¡Dejanos tu comentario!

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)