Te contamos en este artículo todo a cerca de nuestra ruta de 4 días por la Costa Brava. ¡Aquí encontrarás info sobre costos, alojamientos, sitios donde comer, destinos imperdibles, recomendaciones y mucho más! ¡Seguí leyendo y descubrí los sitios más bonitos de la Costa Brava!

1. Costa Brava

La Costa Brava es un territorio de Cataluña que se extiende por más 200 km. Comienza en la localidad de Blanes y finaliza en Portbau en la frontera con Francia. Está formado por tres comarcas: Alto Ampurdán, el Bajo Ampurdán y La Selva. 

Si bien la palabra Costa nos ubica mentalmente en una reposera en la playa. Podemos decir que la Costa Brava está formada por una multitud de pequeños pueblos costeros como Cadaqués, Tossa del Mar y Begur. Pero también por decenas de pueblos con encanto hacia el interior del territorio, como Pals o la bien conservada Peratallada.  En nuestra ruta de 4 días por la Costa Brava decidimos hacer un mix entre pueblos medievales con historia y calas de ensueño. Así que si como nosotros no te decides sobre que visitar, y quieres explorar ambas opciones, estás en el sitio correcto.

2. Preparativos para tu Ruta por la Costa Brava

Sabemos que ya querés armar las maletas para salir a recorrer la Costa Brava. Pero antes un poco de “info práctica” para organizar tu viaje. Porque como sabés, eso también es parte del viaje.

2.1 ¿Cuándo viajar a la Costa Brava?

Como todos los lugares del mundo, pueden visitarse durante las cuatro estaciones del año. Pero nosotros consideramos que para explotar más el día, las horas de luz y el solcito lo mejor sería viajar desde finales de marzo hasta principios de octubre. Intentando evitar puentes festivos, y también pleno mes de agosto donde la mayoría de los europeos toman sus vacaciones.

2.2 Alquilar auto en España

Si bien este recorrido puede hacerse en bus, o algunos trayectos incluso en tren. Nuestra idea era alquilar un auto. Queríamos experimentar la libertad de parar en cualquier lado, de bajarnos a sacar fotos, y de cambiar el recorrido en caso de que sea necesario. Por lo que chequeamos en la web de Rentalcars cuál era la mejor opción y finalmente optamos por alquilarlo con Quadis. Retiramos el auto por la estación Sants en Barcelona y lo devolvimos en el mismo lugar.

Un auto automático con seguro total cuesta entre 45 € a 80 € euros el día aproximadamente. También podés conseguir autos con trasmisión manual y sin seguro desde 25 €

Recomendaciones

  • Si está a tu alcance, te recomendamos viajar con seguro total. Chequeá que el precio final incluya el seguro, o cuanto sale si se paga el momento de retirarlo.
  • Respetá los límites de velocidad. En España es de 120 km/h en autovía y autopistas, 100 km/h en carreteras en general (con separación de carril) o 90 km/h en carreteras convencionales y 30 km/h en carreteras sin pavimentar.
  • Evitá las autopistas si queres ahorrar. La inmensa mayoría de autopistas en Italia son de pago, y además los peajes son muy caros. Una buena opción es activar en google maps “evitar peajes” esto es si no tenemos apuro, o si queremos realmente ahorrar un poco.

2.3 Alquilar furgo o autocaravana en España

Alquilar camper en España es una acertada alternativa para recorrer la costa brava Una camper te dará la flexibilidad de viajar a tu ritmo y la libertad para despertar con la brisa del mar, y vistas increíbles. En este artículo te lo contamos todo sobre alquilar camper en España.

2.4 Alojamiento.

Viajar con el alojamiento ya reservado es una decisión  totalmente personal. Podés ir con todo reservado y pagado o podés ir viendo como te sentís en cada sitio e ir reservando con calma en el lugar. Nosotros generalmente optamos por reservar antes, básicamente para no perder tiempo durante el viaje. Eso sí, intentamos que sea con cancelación gratuita.

Si optas por reservar te recomendamos utilizar la plataforma booking.com. Es la que nosotros siempre usamos, por la disponibilidad, filtros y opciones que posee. Ps: si reservar en algunos de los links que dejamos a continuación sea el alojamiento que sea nos ayudas con una pequeña comisión y a vos te cuesta absolutamente lo mismo.

3. Nuestra ruta por la Costa Brava, día por día.

3.1 Día 1: Girona, Besalú, Castelfollit de la Roca. Noche en Roses.

Comenzamos esta ruta por la Costa Brava retirando nuestro coche bien temprano en la estación Sans en Barcelona. Luego de aproximadamente 1.30 hs llegamos a la histórica ciudad de Girona, donde hicimos nuestra primera parada. Esta ciudad fue escenario de algunas escenas de la serie de HBO, Game of thrones, por lo que podrás imaginarte los rincones fuera de este planeta que encontrarás. Luego nos acercamos hacía Besalú, una de los pueblitos más pintorescos que hayamos conocido jamás. Para cerrar el día hicimos una visita express en la pequeña Castelfollit de la Roca, para poco después llegar a Roses y dormir allí.

Girona

Cuando planeamos esta escapada a la Costa Brava. Diego estaba seguro de uno de los lugares que visitaríamos. Uno que no podía faltar. Girona. No sé por qué tenía muchísima expectativa. Yo intentaba casi borrarlo de nuestra lista de posibles destinos. Tampoco sé bien por qué. ¿Por ser una ciudad demasiado grande o predecible? Lo cierto es que me equivoqué. Girona me hipnotizó. Es una ciudad llena de historias, de esas que se escuchan con solo mirar sus paredes. Es una ciudad en la que encontré paz, y conecté no solo con su historia sino también con su verde. Te sorprenderás por la cantidad de rincones verdes. Este particularmente se robó nuestro corazón.

¿Qué hacer en Girona?

Nuestra recomendación es que recorras su casco antiguo y te pierdas entre sus calles. No dejés de ingresar a su imponente Catedral. Caminá sus escaleras, subilas y bajalas.  También te recomendamos recorrer el antiguo barrio judío (Barri  Vell) uno de los mejores conservados de toda Europa, dicen que incluso más que el de Praga.

Otro imperdible que hacer en Girona es atravesar algunos de los puentes de la ciudad (ya verás que hay varios) para observar el río Onyar y las casitas de colores que producen una de las postales típicas de la ciudad. Tampoco dejes de observar las antiguas murallas que protegían la ciudad de ataques. ¡Incluso se puede subir a ella y recorrerla a pie!

Otra recomendación es visitar el puente rojo. Nos referimos al Pont de les Peixateries Velles, o Pont de Eiffel. Diseñado y construido por el mismísimo creador de la torre Eiffel en 1876. El puente significó una conexión entre el corazón de la ciudad antigua con el de la ciudad nueva.

Una de las tradiciones que hacen las personas que visitan la ciudad es darle un beso en la cola a una estatua de una leona que se encuentra en pleno centro de la ciudad. (No te preocupes más abajo te dejamos todas las ubicaciones) Como nosotros no pudimos hacerlo, pues COVID. Decidimos encontrar razones para volver. Encontramos varias. Esperamos poder trasmitirlo en estas fotografías.

Besalú

Besalú se encuentra muy cerca de Girona. La entrada al pueblo no requiere de presentaciones. Ni bien llegás vas a encontrar un imponente puente medieval que conecta el mundo como lo conocemos, con el de cuentos. En besalú caminamos. Visitamos sus iglesias, su plaza. Observamos a la gente conversar. E imaginamos el pasado que ahora es parte de su presente.

Castelfollit de la Roca, una sorpresa de nuestra ruta por la costa brava

¿Habías escuchado hablar de Castelfollit de la Roca? Nosotros sin lugar a dudas no. Pero lo vimos en el mapa y nos pareció interesante de visitar. Se trata de un pueblo que está asentado sobre un risco basáltico de más de cincuenta metros de altura por casi un kilómetro de largo. Básicamente el pueblo se formó bajo un manto de lava de casi doscientos mil años de antigüedad y fue esculpido por la erosión de los ríos Fluviá y Toronell. Es muy pequeño por lo que la visita te llevará solo algunos minutos. Se encuentra muy cerca de Besalú y para nosotros vale totalmente la pena. Aunque el pueblo es precioso, las vistas más alucinantes las harás desde la carretera antes de llegar. O bien con un drone como en nuestro caso. ¡No te pierdas el video que hicimos en Instagram!

3.2 Día 2: Cadaqués, Cap de Creus, Roses. Noche en Roses

En nuestro segundo día de roadtrip partimos de Roses por la ruta GI-614 rumbo a Cadaqués. Las más de 30 curvas que debimos hacer para llegar allí valieron la pena. Cadaqués es realmente uno de los imperdibles de la Costa Brava. Recorrimos su centro histórico, su paseo y luego fuimos rumbo a Porlligat para conocer la casa museo de Dalí. Luego de almorzar decidimos ver como el sol se escondía en Cap de Creus, para volver a Roses y despedirnos de un alucinante día de viaje.

Cadaqués, uno de los imperdibles de la Costa Brava.

Cuando buscaba información para organizar este viaje, encontré que todo el mundo hablaba de Cadaqués. “Es precioso”.  “Uno de los pueblos más bonitos de España”. Entre muchos otros halagos. Entonces realmente me pregunté. ¿Qué tiene Cadaqués que lo hace tan especial? ¿Es realmente el pueblo más bonito de España?

Esta son algunas de las razones que escribí en mi cuaderno para entender por qué todos aman Cadaqués.

“Debe ser por sus callecitas de piedra. Esas que podés recorrer sin mapa. En las que te guías por el instinto.  O quizás es por sus casitas blancas y azules que nos recuerdan a Grecia. Hay quienes dirán que es por su paseo marítimo, porque ahí podés sentir el olor a mar. Una opción es el legado de Dalí, el sentir que él se inspiró en este pequeño pueblito de pescadores para componer algunas de sus obras. Yo creo que es un poco por todo eso.”

Bueno, esperamos haber dejado bien en claro que Cadaqués nos encantó, para organizar tu visita, creamos un articulo, donde te contamos en detalle, que ver en Cadaqués, los mejores restaurantes y hoteles.

Cap de Creus

El cabo de Creus es el punto más oriental de España, un paraje entre el cielo y la tierra.Será tu lugar si buscas naturaleza en estado puro. Un parque natural diferente, agresivo, verde, auténtico. Aquí podrás tomar algunas fotos, hacer alguno de los tantos senderos disponibles o bien tomar una caña observando el paisaje (hay dos restaurantes) Este cabo es para nosotros sin duda uno de los rincones más bonitos de Cataluña.

3.3 Día 3: Peratallada, Pals, Sa Tuna, Callela de Pallafrugel. Noche en Callela de Pallafrugrugel.

En nuestro tercer día de viaje recorrimos algunos pueblitos con encanto. Como Peratallada, una de los pueblos medievales mejor conservados de España y la tranquila y pintoresca Pals. Luego hicimos una pausa para almorzar y volar el drone para tomar algunas fotografías. Seguimos el recorrido continuando para Begur, para hacer una pausa en la cala Sa Tuna. Finalmente recorrimos un pequeño tramo del camino de ronda en Calella de Palafrugell.

Peratallada, un pueblo imperdible de tu ruta por la Costa Brava

Peratallada fue declarada Conjunto Histórico-Artístico por ser uno de los núcleos de arquitectura medieval más importantes y mejor conservados de Cataluña. Fue para nosotros el pueblito medieval más lindo de la Costa Brava que hayamos visitado. Realmente nos parece que no podés dejar de visitarlo.

El pueblo conserva su antiguo aspecto feudal, con calles estrechas y tortuosas, sin lugar a dudas un lugar ideal para dejar el mapa en el bolsillo y dejarse llevar por el recorrido.

Pals, un pueblito en la montaña

A muy poca distacia de Peratallada se encuentra el encantador municipio de Pals. A diferencia del anterior este se encuentra situado en la cima de una montaña, por lo que preparete para subir y bajar callecitas.

Pals se construyó en torno a una fortaleza la cual aún se conserva en pie. Recorriendo su centro histórico podrás apreciarlo desde diferentes angulos.  También podrás apreciar un sin finde de detalles arquitectonicos que encontrarás en sus pisos, arcos y puertas los cuales se presentan adornados por flores y plantas que le agregan vida  y calidez al paisaje.

Sa Tuna, una cala imperdible de tu ruta por la costa brava

Sa Tuna es una pequeña cala que conserva aún sus antiguas casas de pescadoras. No vas a poder creer el color y lo cirstina que es su agua y la paz y tranquilidad que se respira en sus orillas. Si prefieres un poco más de movimiento, te sugerimos tomar algo en alguno de los restos que rodean la cala.

Calella de Pallafrugel

Llegamos a Calella cuando un tímido sol iluminaba la playa. Caminamos por su orilla y comenzamos a explorar el Camino de Ronda. El paisaje, el frondoso bosque, las vistas y cada uno de sus rincones. Todo merece ser explorado.

Día 4: Sant Feliu de Guixolls, Tossa del Mar. Noche en Lloret del Mar.

Nuestro último día de esta ruta por la Costa Brava culminó visitando: Sant Feliu y Tossa del Mar.

Sant Feliu de Guixolls

En Sant Feliu recorrimos sus callecitas y su costa turqueza. Comenzamos el recorrido en su pequeño centro histórico visitando su monasterio del siglo X y seguimos rumbo a su tranquila playa principal. Desde allí subimos las pequeñas escaleras para realizar el camino de ronda. La primera de las paradas fue la bellsima cala Jenca. Luego recuperamos las fuerzas en el mirador de los triadores y seguimos hasta llegaar a la cala del Moli. Allí tuvimos que seguir por arriba ya que el sendero se encontraba cerrado en ese tramo. Finalmente llegamos al mirador de les Dides y a la cala Maser para culminar el espectacular recorrido en la playa de Sant Pol

Tossa del Mar

Nuestro recorrido en Tossa del mar fue corto pero intenso. Fue definitivamente amor a primera vista. Solo hicimos tiempo de bajar a la playa y disfrutar de las vistas a su increíble castillo. Nos quedamos con las ganas de recorrer sus calles, ver las vistas desde lo alto de la montaña, descansar en su playa y caminar por la arena.  ¡Hasta el próximo viaje!

 

¿Qué te pareció nuestra ruta por la Costa Brava? ¡Esperamos que te haya gustado! Dejanos tus comentarios acá

¡Dejanos tu comentario!

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)