En este artículo vas a encontrar todo lo que necesitás para organizar tu ruta en furgo o Camper por Lleida. Además te vamos a contar nuestra experiencia alquilando una camper en Barcelona y recorriendo los alrededores.

1. Planificación ruta en furgo por Lleida, Cataluña

– ¡Ya podemos salir de la Comarca!
– ¿A dónde nos vamos?
– No sé, busquemos algún lugar por Cataluña que esté bueno.
– Mirá estos lugares de Lleida… Este embalse, ¿te imaginas despertarte ahí?
– ¡Vamos!
– ¿Y si nos vamos en Campervan?
– ¡Dale!

Así comenzamos a planear este viaje a Lleida. Pleno mes de abril del 2021, el coronavirus es todavía algo de lo que hablamos todos los días. Y ahí estábamos nosotros en un abrir y cerrar de ojos estábamos haciendo clic para reservar cuatro noches en una campervan. Nunca lo habíamos hecho. Pero teníamos muchas ganas de vivir esta experiencia. 

2. La previa, preparativos para nuestra ruta en camper por Lleida

2.1 Alquilar camper en Barcelona

En Barcelona existen múltiples páginas de alquiler de Camper. Pero por relación costo/calidad optamos por Indie Campers. La tarifa base fue de 40 euros por noche. A ese costo se le deben sumar extras por cobertura premiun, km ilimitados, kits adicionales de mesas, sillas o cualquier otro extra que desees agregarle. Además tenés que tener en cuenta que los costos son mayores en temporada alta, pero generalmente hay descuento si reservas por 14 noches o más.

En Indie existen diversos modelos de Campers. Nosotros alquilamos la “Nomad”: una Fiat Ducato con capacidad para 4 personas. Pero a nosotros nos parece que dos personas entran cómodas. La Nomad cuenta con cocina, heladera, baño y ducha interior con agua caliente. Nos pareció cómoda y fácil de manejar sobre todo teniendo en cuenta que en España hay muchas calles angostas. En nuestro Instagram podés ver un video que creamos para mostrar su interior.

 Must read: leé acá la guía más completa para alquilar campervan en España.

3. La ruta en camper por Lleida

3.1 Embalse de San Ponç  primera parada

Como el primer día de nuestra ruta teníamos que trabajar (pues nómades digitales) decidimos pernoctar en un sitio no muy lejano a Barcelona. Viendo fotos en internet nos decidimos por este increíble embalse de aguas turquesas. Y dejanos decirte que realmente elegimos bien.

Si bien las fotos hablan por si solas, dejanos contarte un poco más sobre este precioso lugar. El Pantano de Sant Ponc es un embalse situado en el valle medio del río Cardener, creado por una represa localizada en el municipio de Clariana de Cardener.

Al rededor del embalse encontrarás un sendero que podés hacer en pie o en bici. ¡Nos parece la mejor forma de adentrarte directamente en la naturaleza! O si lo prefieres también puedes andar en kayak o practicar algún deporte subacuático  En este mismo sendero encontrarás varios sitios donde aparcar la furgo. No te preocupes de que están súper bien señalizados. Particularmente nos encantó este punto. (abajo encontrarás un mapa con todos los spots) ¿Te imaginás despertarte con esas vistas?

Si necesitás electricidad como nosotros, o simplemente preferís el “ambiente camping”  muy cerquita se encuentra La Ribera. Un bonito camping bien organizado con todos los servicios esenciales. Nos costó 33 euros la noche + electricidad  para dos adultos. No es lo más barato del mundo. ¡Para nada! Pero realmente necesitábamos recargar las computadoras para trabajar. Así que lo pagamos.

Segunda parada Llosa del Cavall

La primera noche en furgo, fue como todas las primeras veces. Un poco mágica, un poco incómoda. Pero en nuestro caso valió totalmente la pena. Un poco por principiantes. Y otro poco por falta de información no pudimos conectar bien la calefacción por lo que pasamos bastante frío. Por suerte luego pudimos solucionarlo.

Ni bien paró de llover dejamos el camping, en búsqueda de un spot para desayunar. Para que no se hiciera tan tarde decidimos volver al embalse de San Poc, pero esta vez solo por un ratito, lo suficiente para desayunar y recargarnos de energía para poder seguir nuestra ruta en camper.

Mirá en nustro IG el Reel que creamos de San Poc

Llegando Llosa del Cavall, la lluvia volvió a ser parte del paisaje nuevamente. No importó. Nos quedamos paralizados por la belleza del paisaje. La gama de verdes de la vegetación se combinaban con el turquesa del embalse, que se engrandecía aún más por las montañas que se encontraban a sus espaldas.

Paramos debajo de la ruta, en un angosto camino para almorzar con vistas al embalse. No éramos los únicos. Un grupo de cinco jóvenes en búsqueda de un escondite perfecto para beber y fumar lejos de las miradas ajenas también estaban allí.

En un momento pensamos en pasar la noche allí, pero después esto se volvió una mala idea, no nos daba buenas vibras el lugar, y decidimos emprender ruta nuevamente.

Tercer parada: Rossinyol i Coforb y el campo de tulipanes

La lluvia ya caía más fuertemente y empezamos a buscar refugio. Paramos por un puente y pensé que era una buena idea sacar algunas fotos con el drone.

Lo hicimos y luego seguimos la montaña camino a Berga, pero el destino hizo que nos detuviéramos en un lugar de esos que ves en las películas y decís, “no puede ser real”. Habíamos llegado a Rossinyol i Coforb.

Vimos un sendero y decidimos seguirlo, nos topamos con un cartel que indicaba la proximidad a un campo de tulipanes y las ganas de hacer el recorrido se incrementaron x 20. Ok ¿un campo de tulipanes en Cataluña? ¡Vamos hacía allí!

Un sendero asfaltado lindaba con campos donde las vacas pastaban y los cultivos se elevaban. Todo era naturaleza, paz y tranquilidad. Esos lugares para aislarte de todo y solamente disfrutar lo que la madre naturaleza nos dio.

Llegamos luego de unos 1,7 km al lugar señalado como el campo de tulipanes, pero lamentablemente estaba cerrado. No importó. Fue anecdótico porque el camino era mucho más de lo que habíamos pensado. Mucho más de lo que habíamos imaginado. Mucho más de lo que podíamos esperar de un primer viaje en furgo por Cataluña.

Nos dormimos en la furgo en el estacionamiento que habíamos aparcado algunas horas atrás, soñando con el amanecer en ese campo. Y en el desayuno que haríamos a la mañana.

Cuarta parada: La Rodonella

Al día siguiente volvimos a salir a la ruta, en búsqueda de nuevas aventuras. Esta vez visitamos La Rodonella, para parar a almorzar en su embalse. Caminamos por un corto sendero en la montaña, y recorrimos su pequeñito centro histórico. El pueblo nos gustó, pero no encontrábamos un sitio que nos gustara para pasar la noche. Por lo que buscando en la app “park 4night” que usábamos para buscar spots para dormir encontramos info de un lugar de acogida de autocaravanas a unos 15 km de allí y decidimos probar suerte.

Quinta y última parada de la ruta en camper por Lleida y Barcelona: La Gironella

Cuando pensábamos que ya habíamos vivido lo mejor de esta ruta en Camper por Lleida y que no podíamos sorprendernos más llegamos a la Gironella. Un municipio de interior de la provincia de Barcelona atravesado de norte a sur por el río Llobregat, motor de las antiguas colonias textiles.

Desde que pusimos el primer pie en este municipio nos enamoró. La postal que se tiene del centro histórico nada más pasar por su calle principal nos invita a quedarnos, y nos da un adelanto de lo que vendrá.

Dejamos la camper en el centro de recogida de autocaravanas, vaciamos aguas grises y negras. Y nos conectamos a la electricidad para cargar las computadoras. Solamente se abonan 5 euros para usar la electricidad por 24 horas, el resto de los servicios es totalmente gratuito. El lugar cuenta con 14 parcelas para autocaravanas,8 bocas de electricidad y 8 bancos con sillas para comer. Además de un lado podrás observar los campos de colza (flores amarillas) y del otro la ciudad. ¿Qué más se puede pedir?

Después de relajarnos un rato, salimos a recorrer el centro del municipio. Caminamos sus calles, visitamos su imponente iglesia románica y observamos sus fachas modernistas. El centro es bellísimo, y lleva solo un ratito recorrerlo. Volvimos a la camper para pasar la primera de las dos noches que disfrutamos allí. Después de un sueño reparador, desayunamos con vista al campo y decidimos realizar un pequeño sendero natural muy cerquita del pueblo. Nos encantó como tan cerca se podían acceder a paisajes tan espectaculares.

Luego de dos increíbles noches, volvimos a la ruta para regresar la camper al depósito de indie en Barcelona. Al mismo lugar donde 4 días atrás la habíamos buscado. Volvimos después de haber disfruta una experiencia increíble y con ganas de mucho más.

4. Mapa con todos los puntos

Esperamos que este post nuestra ruta por Lleida te haya sido útil. Cualquier duda dejanos acá tus comentarios 🙂

¡Dejanos tu comentario!

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)